miércoles, 4 de febrero de 2015

GRECIA Y NOSOTROS de Cesar Gavela.

-publicado en el periódico Las Provincias el día 29-01-15.

"Si fuéramos como Grecia, la bandera de la nación española estaría en los actos de todos los partidos...y en un lugar preferente, como es lógico.
Si fuéramos como Grecia habría más unidad entre los españoles, y algunos partidos políticos, no serían tan comprensivos y hasta entusiastas de los muchos planes que se vienen poniendo en marcha en los últimos años con el objetivo de dinamitar la nación.
*
Fuimos muy ingenuos al creer que la nueva Constitución iba a erradicar democráticamente la desazón identitaria de catalanes, vascos y gallegos.
Muy ingenuos al entender que los generosos estatutos de autonomía, que confieren a las regiones los pilares de la acción pública -educación, sanidad, servicios sociales, comunicaciones- iban a configurar una España cohesionada, nueva, creativa y confiada.
*
España está en permanente estado de inquina territorial y en Grecia sucede lo contrario.
Pese a la gran crisis económica, que allí es brutal comparada con la española (baste pensar que las pensiones griegas han bajado casi a la mitad). Y pese a que el estado heleno es un apaño histórico articulado en el siglo XIX, tras muchos siglos bizantinos y otomanos, Grecia está unida. Pobre pero unida. Y los griegos son patriotas: aman a su país. por encima de sus desgracias, de sus políticos incompetentes y mentirosos, por encima de tantos errores en el manejo de los dineros públicos.
*
Porque lo principal no se toca.
Grecia está unida y España no lo está.
Aquí hay trs o cuatro millones de ciudadanos que anhelan la destrucción del país más antiguo de Europa, junto con el vecino Portugal.
Grecia, reciente y destartalada, con un pasado que es la raiz de Europa, está unida.
España, moderna y mucho más rica, con un pasado que está en la raiz de más de veinte naciones americanas, está desarticulada. Y así seguirá porque esto no parece tener remedio.
*
Para este año nos aguarda un nuevo aquelarre separatista.......
**
***
¿Y en Valencia?.
En nuestra comunidad no sabemos vender bien uno de nuestos méritos mayores porque la bien ganada fama corrupta nos oscurece. Pero sí que podríamos exportar al resto de España una verdad estimulante: que siendo una región más bilíngüe  que el País Vasco, y tanto o más que Cataluña, la inmensa mayoría de sus habitantes se sienten valencianos y españoles. Sin problemas.
Puede que Valencia (con Cataluña y Murcia) sean la Grecia de España en lo del déficit público, pero no menos importante, pero no menos importante es ser la Grecia de España en cuanto a su implicación con el resto del viejo país. En su modo de armonizar lo propio y lo común.

TODO UN ENCAJE DE BOLILLOS


********************