domingo, 3 de abril de 2016

NO TE CONFUNDAS, NO ME CONFUNDAS...

"...lo esencial es invisible a los ojos, sólo se ve bien con el corazón".

1.- Sí, yo padezco una minusvalía que afecta a alguna de mis facultades, pero no soy menos válido que otros, no valgo menos que tú, no soy menos persona que otros...

2.-Yo soy sordo de nacimiento y no he aprendido a hablar como tú, pero me entero de todo, porque tengo recursos para comunicarme y hacerme entender: sé leer en los ojos, en los labios y en los gestos de la gente; signos que tú no sabes interpretar...

3.-Y yo impedido físicamente en una silla de ruedas, pero lo mejor de mí mismo, mi mente está despierta...mi compañía es agradable y mi conversación es interesante.

4.-Yo tengo disminuidas mis facultades psíquicas, entiendo y aprendo con lentitud, ten paciencia conmigo, porque yo como tú necesito dar y recibir cariño; mis manos son sensibles a otras manos y mi corazón percibe el afecto.

5.-Yo soy ciclotímico, de reacciones y humores extremos, a veces eufórico y locuaz, a veces me retraigo y me deprimo sin saber por qué; lo mismo subo hasta los cielos que desciendo a los infiernos; tendrás que aceptarme así como soy...

6.-Yo ciego, o casi, apenas distingo una farola de un semáforo, pero enseguida me percato si estoy en presencia de una buena persona, intuyo como me mira; hay miradas que hieren, hay miradas que acarician...

7.-Sé que estoy imposibilitado para alcanzar "cotas olímpicas" , no puedo competir en igualdad de condiciones, pero puedo competir conmigo mismo y superarme, enfrentándome al miedo al fracaso, a la sensación de impotencia... 

8.-Piensa que tú también tienes discapacidades: dificultad para relacionarte adecuadamente con ciertas personas, o dificultad para controlar tu sobrepeso o tu colesterol, o dificultad para aprender idiomas o para expresarte, o dificultad para conciliar el sueño o para qué se yo.

9.-Tú también tienes tus limitaciones innatas o adquiridas; quizá tu memoria empieza a fallarte, pierdes vista y oído, que tu inteligencia nunca fue muy brillante, que tu carácter a veces te crea serios problemas, o que arrastras algunas disfunciones orgánicas, tú sabrás...

10.-Sólo te ruego que no me trates como a un ser desdichado, no quiero dar lástima a nadie, ni suscitar compasión, ni suscitar compasión, no te refieras a mis carencias con eufenismos encubridores, con expresiones inapropiadas que pueden resultarme crueles; yo tengo mis condicionamientos, tú no me invalides por ello. GRACIAS.

-de la revista CRÍTICA, número 946.




********************