viernes, 5 de agosto de 2016

MÁS SOBRE LA MEMORIA

- me decía Miguel "lo que te pasa es que tienes mucha memoria y eso es un don de Dios"-

Sí, tengo una memoria de "elefante" sobre todo para los acontecimientos, no sé si es bueno, me acuerdo de todo lo que ha pasado desde que tenía pocos años.
Cómo todo, tener buena memoria tiene dos caras, una buena y otra mala.
La buena todos la sabemos. La mala... no es bueno acordarte de todo "hay cosas que se deben olvidar".

El planeta siguiente estaba habitado por un bebedor. Fue una visita muy corta, pues el principito se sintió presa de una gran melancolía.

-¿Qué haces ahí?-preguntó al bebedor que estaba sentado en silencio ante uN gran número de botellas vacías y otras tantas botellas llenas.

-¡Bebo! -respondió el bebedor con tono lúgubre.

-¿Por qué bebes? -volvió a preguntar el principito.

-Para olvidar.

-¿Para olvidar qué? -inquirió el principito ya compadecido.

-Para olvidar que siento vergüenza -confesó el bebedor bajando la cabeza.

-¿Vergüenza de qué? -se informó el principito deseosa de ayudarle.

-¡Vergüenza de beber! -concluyó el bebedor, que se encerró nueva y definitivamente en el silencio.

Y el principito, perplejo, se marchó.

"No hay la menor duda de que las personas mayores son muy extrañas", seguía diciéndose para sí el principito durante su viaje.


Y un tema de reflexión: ¿De qué quisiera olvidarme?.
"De quienes pudiendo y debiendo ayudar, no lo hacen". 

********