domingo, 5 de marzo de 2017

CON LA MIRADA DE DIOS...

*Ayúdanos a cambiar,
para ver las cosas, el mundo y la vida con tu mirada y desde tus ojos.

*Ayúdanos a cambiar, Señor,
nuestra mirada mundana, egoísta, acomodada.

*Quítanos las máscaras
que nos vamos poniendo con los años,
que nos aislandel dolor y sufrimiento de los demás.

*Quita el velo de nuestros ojos,
para que podamos conmovernos con los otros,
para acudir a echar una mano y la otra y la vida entera,
a los que están caídos en las cunetas de los caminos.
A los que esta sociedad nuestra ha tirado a un lado porque no cuentan o no interesan.

*Que la ambición y el conformismo, la comodidad, las seguridades
no nublen nuestra mirada.

*Cambia nuestra mirada 
para hacer posible y cotidiano el milagro del buen samaritano
y de los samaritanos de siempre:
ver, acercarse y no pasar de largo.
¡Cuántas cosas son posibles si cambiamos la mirada,
si no volvemos la espalda, si no vivimos encerrados.

*Abre bien nuestros ojos y ten compasión de nosotros,
que no veamos borroso, ni confundamos los caminos,
y creamos encontrarte en donde tú no te has quedado.

*Descúbrenos, Señor,
tu presencia viva entre los pobres y los pequeños, 
que te reconozcamos en el hambriento, en el pobre y el emigrante.
Que te reconozcamos en el que no sabe ni entiende,
y en tantos otros en quienes sales al encuentro, sin que a veces lo advirtamos...
por nuestros ojos cegados.

*Devuélvenos una mirada confiada.
No permitas que cerremos los ojos y no te veamos allí donde estás.
Ayúdanos a ver y a cambiar,
a verte y a elegir,
a utilizar esas lentes maravillosas que nos dejaste para ver la vida:
la mirada del Evangelio para ver con tus ojos de Cristo misericordioso.


-si te rodeas de gente buena, aprendes cosas buenas-

¡Sed felices!!!, es fácil, aunque no lo parezca.

******** ****** ******** ****** ******** ****** ******** ****** ********