jueves, 22 de agosto de 2013

...y termino.

¿Cómo no hablar de los museos de Amsterdam?.
Visitamos primero el de Van Gogh, recien restaurado.
Veo que hice pocas fotos; sin embargo recuerdo que la guía fue muy didáctica, explicando las técnicas y materiales que utilizó el pintor.
Fijaros, sólo hice esta foto:


seguramente con la "¿mala intención?" de enseñársela a Tomás para que deje de fumar; aunque nos dijeron que el poner un cigarrillo en la boca de la calavera, fue una broma de Van Gogh, sin ninguna intención moralizante.

***
No fue así en el Rijksmuseum, que creo que sólo me faltó fotografiar al director...
Seleccionaré sólo unas pocas para no cansaros; y empezaré por las esculturas románicas del primer piso, que para mi fueron un descubrimiento:

se llama "las dos madres" o "la mujer del pescador".

"San joaquín y Santa Ana", preciosa.

"Los guardianes del Templo", que guardaban "la sabiduría" que había dentro del mismo, más que las riquezas que pudiera contener.
**

Una inmensa muestra de pintura holandesa:














***
Y lo mejor de Rembrandt:

"San Pablo", su autorretrato.



*******
**********
Termino, con un propósito: Begijnhof (isla de paz, enclavada en medio de la bulliciosa Amsterdam), algo encontraré y escribiré sobre ello; ya os contaré....

***
**
Y... ¿sabeis para qué podeis utilizar los zuecos?.

*

**
¡Hasta pronto!.

*************