miércoles, 4 de junio de 2014

PREPARANDO LAS VACACIONES DE VERANO.

Ya metida en el mes de junio, veo a mis antiguas compañeras atareadas con evaluaciones, exámenes...dando los últimos toques a las tareas del curso próximo a terminar.
Veo lejanos los años en que yo estaba sumergida en estos mismos quehaceres; pero, aún así, los recuerdo con cariño y no puedo evitar sentir un poco de nostalgia...
***
Mis actividades de jubilada también están finalizando:
-las clases de francés terminarán el día 12.
-la asociación de "mujeres artesanas de Alacuás" a la que pertenezco, cerrará sus puertas el día 11.
-el taller de memoria ha terminado hoy.
***
Este curso ha sido muy duro:
-problemas de salud.
-muerte de personas cercanas.
-anulación de dos viajes, por estas causas; preparados con infinita ilusión.
-también reencuentros tan agradables como inesperados.
-y en el momento más difícil, la llegada de un correo con esta frase: "Pon tu porvenir en manos de Dios; confía en Él y déjale actuar" (en verdad que existen los ángeles, pienso).
.
Así es la vida y no quiero quejarme, si lo hiciera, sería tremendamente injusta.
Tampoco quiero sufrir, antes de tiempo; recuerdo a un profesor de filosofía... nos decía que "el hombre es el único animal que sufre antes de que le lleguen los problemas".
*******
Es bueno programar las vacaciones, aunque luego tengamos que hacer cambios.
¿Qué podría hacer en estos meses, en qué el ritmo de mi  vida va a cambiar?.
-viajar, de forma virtual, con la imaginación... (creo que voy a tener difícil hacerlo de otro modo).
-conocer pueblos cercanos, describir su historia, sus costumbres...
-leer, leer mucho.
-terminar labores de bolillos, empezadas este curso e interrumpidas por los acontecimientos...
-descansar...
-vivir el día a día.
.
Todo os lo contaré en los capítulos siguientes.
********************