miércoles, 15 de febrero de 2017

sobre la AMISTAD...

Me llega esta reflexión:
"Las personas fueron creadas para ser amadas.
las cosas fueron creadas para ser usadas.
La razón por la que el mundo es un caos es porque las cosas son amadas y las personas usadas"


Mirad la gente que está en la terraza, debajo del toldo...¿son amigos?, probablemente SÍ.

***   ***   ***   ***   ***   ***
-y ahora quiero copiar un capítulo sobre la amistad que me envió mi hijo (creo que el autor es Rafael Santatandreu)-

EL COLLAGE DE LA AMISTAD

"En una ocasión, leí una entrevista que le hacían a Mª Luisa Merlo , ella decía que tenía los mejores amigos que se pueden tener.
El periodista se extrañaba de la contundencia de la afirmación y ella se explicaba así:
-El secreto para tener los mejores amigos es el siguiente: pedirle a cada amigo sólo lo que pueda dar. Nunca lo que no pueda dar.
Y añadía:
-Al amigo que se acuerda de tu cumpleaños todos los años, no le pidas que venga a consolarte a las tres de la mañana porque te ha dejado el novio. Ése no vendrá porque es una persona metódica que suele acostarse temprano. Y, por el contrario, a la persona dispuesta a consolarte a cualquier hora de la noche, ¡no le pidas que se acuerde de tu cumpleaños!. Ése no se acuerda ni del suyo propio.
Pero ¿con cuanta frecuencia hacemos todo lo contrario?. ¿No es cierto que, a menudo, exigimos a nuestros amigos que nos aporten todo, que sean perfectos?.
Bueno, a nuestros amigos, familiares y a ¡todo aquel al que queremos!. ¿No es absurdo pedir más a quien deberíamos perdonar más?.
*
La experiencia y estas palabras de María Luisa Merlo me hicieron pensar que, en las relaciones humanas, hay que aceptar más al otro y componer lo que llamo "el collage de la amistad", es decir plantearse las relaciones como como un gran mural donde cada persona aporta una cosa diferente. De esa forma, entre varias personas, uno por aquí, otro por allá, logremos tener los mejores amigos.
*
Si lo pensamos bien, cada uno de nosotros tenemos nuestros puntos fuertes y otros débiles. ¡No existe la perfección!. Y no podemos exigir a nuestros amigos y no podemos exigir a nuestros amigos y familiares que sean perfectos. Cuando lo hacemos, nos indignamos con facilidad y tenemos la tentación de descartar a personas muy valiosas. Y, a veces, de tanto descartar nos quedamos solos. ¡Qué paradoja: de tanto buscar la mejor compañía nos quedamos màs solos que la una !.
*
 Si queremos tener los mejores amigos, hemos de acostumbrarnos a pedirles sólo lo que nos puedan dar. Así nos volveremos más flexibles y aceptaremos a las personas tal y como son, aprovechando sus puntos fuertes y olvidándonos de sus fallos.
Al amigo que siempre llega tarde, es mejor pasarlo a buscar a su casa. Al que es poco generoso, no le pidas dinero. Al que se va de la lengua , no le cuentes confidencias... Pero aprovecha el resto de sus cualidades. 
*
Muchas veces, serán los otros quienes nos exijan la perfección y eso tampoco lo tenemos que admitir. Si yo no soy buen cocinero es mejor que no me pidan que prepare la cena de Navidad...no tenemos el por qué esforzarnos demasiado sólo por complacer a alguien que exige demasiado.
¡La vida es demasiado corta para exigirse ser el amigo ideal!.
Habrá cosas que sí podamos ofrecer y otras que no."

*** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** *** ***