jueves, 15 de octubre de 2009

CASOS BONITOS ****








-los dos casos que hoy voy a comentaros, creo que debería llamarlos "casos raros"; no supe nunca el diagnóstico exacto, pero tenía que tratarlos; ante situaciones así, siempre me digo "sálvase quien pueda" y hago varias programaciones, que cambio o combino con frecuencia-

No son casos difíciles, dieron buen resultado, pero tuve que mezclar lo que sabia de afasias con lo que sabia de retrasos simples y hasta con algo de dislexias...y más y más. ("la imaginación al poder", puede ser divertido).

.

ROBERTO-LUIS

A Roberto-L. sólo lo traté un curso, el último docente mío y el primero suyo en el Instituto.

En el colegio no había recibido logopedia, pero en el Instituto todos se quejaban de que no le entendían y tenían razón.

Así que empecé a trabajar con él.

Roberto-Luis es un niño inmigrante, no es torpe, pero está desorientado y poco adaptado.

.

Observé:

-ausencia de habilidades sociales para la comunicación.

-omisión de sonidos finales en sílabas inversas y mixtas.

-emisión de las últimas silabas de las palabras en tono inaudible.

-ausencia de contacto visual con el interlocutor.

(¿qué nombre le pones a este coktel?)

No se trata de un trastorno específico de logopedia, pero había que ayudarle.

Se le trató sistemáticamente en el aula de logopedia, durante todo el curso, para enseñarle pautas correctas del habla y eliminar los hábitos negativos que tenía.

Para ello:

-Realizó ejercicios de repetición de vocabularios con modulación y ritmo.

-Lectura en voz alta y con entonación adecuada.

-Ejercicios de comprensión de lectura.

-Se le aplicó un programa de Autoestima para darle seguridad.

-Además se le ayudó en sus tareas escolares.

.

Se mostró muy desconfiado al comienzo del tratamiento y aunque a partir de febrero mejoró su actitud, siempre fue poco colaborador.

Pienso que sigue necesitando ayuda.

.

Roberto-L. representaba todas las contradicciones e inseguridades del adolescente inmigrante:

-mezcla de sumisión y de reivindicaciones.

-muy temeroso, (recuerdo la negativa rotunda y desproporcionada a mi propuesta de ir a la biblioteca, acompañado por mí, para hacer un trabajo de Historia, ¿tendría los papeles?).

-orgulloso, jamás daba las gracias.

.

A mí me inspiraba ternura, adivinaba que le esperaba una vida difícil.

.-.

.-

.

JUAN JOSÉ

Estaba escolarizado en un colegio concertado y recibía clases de logopedia en el Centro de Salud de su zona.

Su madre tomo contacto con nosotr@s para solicitar atención logopédica en el colegio, en principio se le aconsejó que no realizase ningún cambio de escolarización puesto que las necesidades del niño tenían respuesta con la atención que recibia.

Sin embargo, al curso siguiente, Juan José fue matriculado en el colegio público y comienzo a tratar sus problemas de lenguaje.

Se le diagnostica como Retraso grave del lenguaje expresivo, también pienso, a veces, en un Mutismo selectivo.

.

Inicio la reeducación cuando el niño tiene 4 años y 9 meses.

Desde el primer momento me llama la atención que repite bien, se integra con agrado en las sesiones de logopedia (acordaros que había sufrido un cambio de escolarización) y juega con habilidad a "toma y dame".

Pero en el mes de mayo sigue sin decir nada espontáneamente, sólo repite cuando le enseño láminas, dibujos y objetos, nombrándolos al mismo tiempo.

.

En septiembre se le pasa el Peabody y da una valoración de 5 años y 7 meses, exactamente lo mismo que su edad cronológica.

.

Me encuentro ante un niño que necesita ser bombardeado desde muchos frentes para salir adelante.

Así se le hace un programa para adquirir:

-la maduración global.

-la orientación espacial y temporal.

-el esquema corporal.

-la discriminación auditiva.

-el lenguaje oral espontáneo y la conversación.

-una correcta pronunciación de todos los fonemas.

-una buena estructuración de frases.

.

Para ello utilizamos estos materiales y programas, además de láminas, tarjetas con dibujos aislados y juguetes:

-Mini-arco.

-Memoris varios.

-Dominós y puzzles.

-Esquemas y dibujos específicos para "dictado de direcciones".

-Vocabulario en Imágenes.

-Historietas para ordenar.

-Método Perdoncini.

-Programa de Activación de la Inteligencia.

-Aprendo a redactar.

.

Su evolución fue muy lenta, pero Juan J. siguió avanzando a pesar de los inevitables períodos de estancamiento.

Empecé a trabajar co J.J. en enero de 1993 y lo dejé en junio de 2001, cuando pasó al Instituto, el caso no estaba terminado, lo "encomendé" a mis compañeras.

.

No fue un caso brillante, pero sí entrañable, me sentí muy apoyada por su familia, aunque venían a verme sólo cuando yo se lo pedía.

Eran muy respetuosos.

...

..

.

No hay comentarios: