viernes, 20 de junio de 2008

LAS PEQUEÑAS BIENAVENTURANZAS de J. Follet

-bienaventurados los que se saben reir de sí mismos:
siempre tendrán motivo de diversión.
.
-bienaventurados los que saben distinguir una montaña de una topera:
se ahorrarán muchos quebraderos de cabeza.
.
-bienaventurados los que son capaces de descansar y dormir sin justificarse:
serán sabios.
.
-bienaventurados los que saben callar y escuchar:
¡Aprenderán cosas nuevas!.
.
-bienaventurados los que son lo bastante inteligentes como para no tomarse en serio:
su entorno lo apreciará.
.
-bienaventurados vosotros si sabeis mirar con seriedad las cosas pequeñas y con tranquilidad las cosas serias:
llegareis lejos en la vida.
.
-bienaventurados si sabeis admirar una sonrisa y olvidar una mueca:
vuestra vida será luminosa.
.
-bienaventurados si podeis interpretar siempre con benevolencia las actitudes de los demás, aunque las apariencias sean contrarias:
os tomarán por ingenuos, pero ese es el precio de la caridad.
.
-bienaventurados los que piensan antes de actuar y oran antes de pensar:
evitarán hacer muchas tonterías.
.
-bienaventurados si sabeis callar y sonreir aunque os quiten la palabra, cuando os contradigan u os pisoteen:
el Evangelio empieza a penetrar en vuestro corazón.
.
-bienaventurados sobre todo vosotros que sabeis reconocer al Señor en todos los que encontrais:
habeis encontrado la verdadera luz,
habeis encontrado la verdadera sabiduría.
.

No hay comentarios: